Yoga

Tener una buena alimentación y llevar un buen ritmo de vida es importante para mantenernos saludables, pero, a su vez, tenemos que complementar nuestra salud con ejercicio. Esto nos permitirá perder peso, poder tener un cuerpo fuerte, flexible y saludable, y mantener una piel suave y brillante, por mencionar sólo algunos de los beneficios que la práctica de algún deporte nos brinda.

Un ejercicio que está al alcance de todos es el yoga, y no sólo por ser una práctica que se puede realizar a cualquier edad, sino por los otros muchos beneficios que trae consigo.

Dejando de lado la percepción de que el yoga son únicamente posturas, sus beneficios ofrecen buscar la unión y el equilibrio entre el cuerpo, la mente y la respiración. Es evidente que, cuando uno está en armonía, el camino de la vida se vuelve más sencillo de transitar; se es feliz y se disfruta plenamente.

Según sus practicantes, el yoga otorga como resultado espiritual:

-La unión del alma individual con la divinidad (Brahman, Shiva, Visnú, Kali, etc.), entre los que tienen una postura religiosa de tipo devocional.

-La percepción de que el yo es espiritual y no material, entre los que tienen una postura espiritualista.

-El bienestar físico y mental, entre los que tienen una postura racionalista (atea o agnóstica).

Beneficios físicos del yoga:

-Fortaleza: las asanas tonifican cada parte del cuerpo.

-Resistencia: la práctica regular incrementa la capacidad de trabajo.

-Flexibilidad: un cuerpo joven es mantenido y restablecido a través de un correcto estiramiento.

-Postura: mientras el tono y la flexibilidad se equilibran, se establece una postura erguida y sin esfuerzo.

-Energía: la mejora del funcionamiento glandular y la relajación profunda dejan a uno fresco y calmado.

-Salud: Un estado de bienestar consistente es experimentado cuando la mente y el cuerpo están equilibrados.

-Mejora de la circulación sanguínea. 

Beneficios mentales del yoga:

-Concentración: la penetración de las posturas de yoga profundiza y extiende la concentración, la memoria y la atención.

-Estabilidad emocional: el contacto con el yo interno nos da perspectiva sobre la vida y aísla la mente de las alteraciones.

-Paz: tranquilidad en el mente, tolerancia en la mente y la absorción en el yo interno generan un estado permanente de paz y tranquilidad.

-Auto reconocimiento: desarrolla las habilidades necesarias para comprender el funcionamiento de la mente a través de la observación de la actividad del propio cuerpo y de la respiración.

-Desarrollo integral y progresivo de mente y cuerpo: facilita la expresión de los potenciales del practicante y fortaleciendo el autoestima.

 

via: wikipedia / artofliving

¿Te gustó este contenido?
1Me gusta
Top