La vitamina B6 debe ser obtenida de diversos alimentos o suplementos alimenticios, debido a que los humanos no pueden sintetizarla. Ésta posee múltiples propiedades, pero una de las que destaca es la descubierta en ensayos controlados aleatorios que han demostrado que la suplementación con vitaminas B, incluyendo la vitamina B6, podrían efectivamente reducir los niveles de homocisteína, la cual está asociada con un incremento en el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

 

En un estudio realizado en Estados Unidos en 80, 082 mujeres, se comprobó que las mujeres que tuvieron una alta ingesta de vitamina B6 proveniente tanto de alimentos como de suplementos tuvieron un riesgo 34 % menor de padecer una enfermedad coronaria cardíaca (ECC). La ECC se caracteriza por el estrechamiento anormal de las arterias coronarias, la cual puede resultar en un infarto al miocardio (ataque al corazón) potencialmente fatal.

 

Aunque una severa deficiencia de vitamina B6 es poco común no es descartable y algunos síntomas presentados ante la falta de esta vitamina son de carácter neurológico e incluyen irritabilidad, depresión y confusión; síntomas adicionales incluyen inflamación de la lengua, dolor o úlceras en la boca.

 

Como conclusión, las investigaciones alrededor de este micronutriente arrojan que la vitamina B6 puede reducir los riesgos de una enfermedad cardiovascular.

 

No olvides visitar a tu médico para resolver cualquier duda.

 

Fuente: https://lpi.oregonstate.edu/es/mic/vitaminas/vitamina-B6

¿Te gustó este contenido?
3Me gusta
Top