El acné es uno de los problemas dermatológicos que más afectan la autoestima de adolescentes y a un porcentaje de adultos. El acné vulgar, como se le conoce comúnmente, comienza en la pubertad con los cambios hormonales, pero puede persistir hasta la adultez.

Lo increíble es que aproximadamente el 90 % de los jóvenes tienen impurezas en menor o mayor grado, pero sólo el 30 % atiende el problema.

acne problemas adolescentes y adultos

¿Qué es el acné?

Esta enfermedad cutánea aparece cuando la piel es grasa y por ello ésta produce comedones abiertos o cerrados (espinillas y granito) sobre el rostro, el cuello, los hombros, el pecho y/o la espalda.

¿Cuántos tipos hay?

El acné puede ser moderado o grave. El primero produce brotes esporádicos y no acumulados, mientras que el segundo provoca que la piel se irrite y se formen pápulas o pústulas inflamadas. Por otro lado, el acné grave se clasifica en diversas categorías y generalmente provoca que queden manchas o cicatrices.

¿Cuáles son sus causas?

La razones por las que el acné aparece se categorizan de la siguiente manera:

  1. Seborrea: es la hiperproducción de sebo provocada por las hormonas, el clima, ciertos medicamentos o el factor genético.
  2. Hiperqueratosis: consiste en un engrosamiento de la capa externa de la piel, desprendimiento irregular de células cutáneas y trastornos o interrupciones en la liberación de sebo. Esto provoca que se tapen los folículos y se formen imperfecciones.
  3. Colonización microbiana: las bacterias que normalmente viven inocuamente sobre la piel se acumulan y causan pápulas, pústulas, nódulos y quistes sobre los folículos.
  4. Inflamación: en una piel enrojecida e inflamada se liberan lípidos, ácidos grasos, corneocitos, bacterias y fragmentos celulares causando inflamaciones extendidas y profundas en el tejido adyacente.
  5. Otros factores importantes que también pueden provocar acné son:
  • Tener una dieta con muchos carbohidratos
  • Consumir leche de vaca y productos lácteos en exceso
  • Fumar
  • Usar maquillaje que obstruye los poros
  • Utilizar productos comedógenos para el cuidado de la piel

acne tratamientos

¿Cómo se trata?

Se deben seguir ciertas reglas generales hasta que un profesional asigne un tratamiento específico (tópico o ingerido) para el tipo de acné y piel del paciente. También se recomienda:

  • Utilizar agua tibia y un limpiador apropiado para retirar las impurezas (el agua demasiado caliente o fría puede agravar el acné).
  • Dejar que las espinillas o los granitos se curen de forma natural (exprimirlos puede hacer que empeoren y puede formar cicatrices).
  • Aplicarse sólo productos no comedogénicos.
  • Utilizar un maquillaje no comedogénico.
  • Según la edad de la persona, tomar un suplemento alimenticio con componentes antioxidantes que protejan la piel de los radicales libres.
  • Eliminar el maquillaje al final del día.

 

¿Te gustó este contenido?
6Me gusta
Top