Los antioxidantes son moléculas o sustancias capaces de prevenir o retrasar la oxidación de otras moléculas.

La reacción química capaz de transferir electrones de una sustancia a un agente oxidante se conoce como oxidación.

Las reacciones de oxidación son capaces de producir radicales libres (RL) que comienzan una serie de reacciones en cadena que pueden dañar a las células y estar asociadas un el desarrollo de enfermedades como el cáncer.

Los radicales libres son moléculas producidas cuando el cuerpo degrada los alimentos o por la exposición ambiental al humo del tabaco y la radiación. Estos pueden dañar las células y pueden representar un papel importante en las enfermedades cardíacas, el cáncer y otras enfermedades.

Los antioxidantes son sustancias que pueden proteger sus células de los efectos de los radicales libres.

Las sustancias antioxidantes incluyen:

  • Beta carotenos
  • Luteína
  • Licopeno
  • Selenio
  • Vitamina A
  • Vitamina C
  • Vitamina E

Los antioxidantes se encuentran en muchos alimentos. Entre éstos, las frutas y los vegetales, las nueces, los granos y algunas carnes, aves y pescados.

También los encuentras en: ajo, arroz integral, café, coliflor, brócoli, jengibre, perejil, cebolla, cítricos, semolina, tomates, aceite de semilla de la vid, té, romero, entre otras muchas sustancias. También son parte importante constituyente de la leche materna.

que son los antioxidantes+

Las frutas y vegetales proporcionan una gran variedad de vitaminas, minerales y fitoquímicos, tales como los carotenoides y flavonoides.

Varios de estos fitoquímicos actúan como antioxidantes dietéticos, los cuales potencialmente promueven una óptima salud, protege las células del cuerpo y reducen el riesgo de enfermedades crónicas, como el cáncer, y las enfermedades cardiovasculares.

Algunos ejemplos son antocianidinas en las bayas, quercetina en manzanas, licopeno en tomates y sandía, beta caroteno en camote y zanahorias, luteína en vegetales de hojas frondosas.

alimentos con antioxidantes

Las reacciones de oxidación son cruciales para la vida, también pueden ser perjudiciales; por lo tanto las plantas y los animales mantienen sistemas complejos de múltiples tipos de antioxidantes, para combatir los RL de tipo biológicos; como las enzimas, superóxido dismutasa, catalasa, glutatión peroxidasa, y dietéticos como la vitamina E, vitamina C, carotenoides y flavonoides.

Ya que el cuerpo no es totalmente (100%) efectivo en combatir los RL y sus efectos devastadores en las células, es imperativo consumir una variedad de antioxidantes, los cuales trabajan en diferentes partes del organismo, para reducir el efecto de los radicales libres.

La vitamina E, vitamina C y beta-caroteno son los tres antioxidantes clásicos que han sido investigados por sus beneficiosas funciones antioxidantes en las enfermedades cardiovasculares.La función biológica de las vitamina E y C es reaccionar o atrapar radicales libres.

En conclusión, las células humanas constantemente están expuestas a ataques de RL los cuales crean una cascada de efectos negativos en el organismo.

Para combatir estos ataques, el cuerpo necesita una variedad de antioxidantes naturales como la vitamina E, vitamina C, carotenoides y fitoquímicos, los cuales se encuentran en una abundancia de frutas y vegetales.

Asegúrese de incorporar una gran variedad de frutas y vegetales de colores brillantes en su dieta cada día para promover la salud cardiovascular y la salud general.Estos componentes naturales protegen a las moléculas biológicas del daño (estrés) oxidativo iniciado por los RL.

Los RL pueden dañar moléculas biológicas como proteínas, lípidos, y DNA. Los RL causan inflamación en las células conduciendo a una variedad de problemas de salud y enfermedades cardiovasculares.Los niveles bajos de antioxidantes o la inhibición de las enzimas antioxidantes causan estrés oxidativo y pueden dañar o matar las células.

antioxidantes para no envejecer

Investigaciones epidemiológicas han reportado que el estrés oxidativo inicia una serie de condiciones patológicas como la hipertensión y la arterioesclerosis que afectan directamente las paredes de las células vasculares.

El estrés oxidativo ha sido asociado a la patogénesis de muchas enfermedades humanas, es por ello que el uso de antioxidantes en farmacología es estudiado de forma intensiva, particularmente como tratamiento para accidentes cerebrovasculares y enfermedades neurodegenerativas. Sin embargo, se desconoce si el estrés oxidativo es la causa o la consecuencia de tales enfermedades.

Aunque algunos estudios han sugerido que los suplementos antioxidantes tienen beneficios para la salud, otros grandes ensayos clínicos no detectaron ninguna ventaja para las formulaciones probadas y el exceso de la suplementación puede llegar a ser dañino.

Los antioxidantes también son ampliamente utilizados como ingredientes en suplementos dietéticos con la esperanza de mantener la salud y de prevenir enfermedades tales como el cáncer y la cardiopatía isquémica.

Además de estas aplicaciones en medicina los antioxidantes tienen muchas aplicaciones industriales, tales como conservantes de alimentos y cosméticos y la prevención de la degradación del caucho y la gasolina.

Vía: Salud180

¿Te gustó este contenido?
2Me gusta
Top