Las acciones diarias -lo que comes, la cantidad de pasos que das, las horas que duermes, etc.- afectan o benefician el aspecto de tu piel y cabello. ¿Tienes idea de si lo que comes todos los días está nutriendo tu cabello, hidratando a tu piel o generando antioxidantes?

 

La piel y el cabello reflejan el estado general del organismo y, con frecuencia, son un buen indicador de alteraciones orgánicas debido a carencias nutricionales.

 

Dependiendo el tipo de alimentación que tengas y hayas llevado años atrás, el organismo puede sufrir deficiencias de ciertos micronutrientes que pueden conllevar un deterioro de la piel y el cabello. Por ello, los complementos nutricionales pueden actuar como coadyuvantes de la dieta.

 

La piel y el cabello son estructuras que atraviesan un cambio celular constantemente y por ello necesitan de nutrientes esenciales (vitaminas, minerales y antioxidantes) para ambas estructuras, mismos que deberías consumir en tu dieta diaria a través de alimentos y suplementos alimenticios:

 

  1. Vitamina C
  2. Vitamina A
  3. Vitamina B
  4. Zinc
  5. Hierro
  6. Cobre

 

La deficiencia de estos nutrientes está asociada con hiperpigmentación de la piel, falta de producción de colágeno, caída del cabello, carencia de queratina, aceleración del daño producido por los radicales libres, toxicidad en la estructura del cuero cabelludo y la dermis, y otros problemas que desmejoran el aspecto general de la piel y el cabello.

 

 

Referencia:

https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-nutricion-salud-piel-el-cabello–13132077

¿Te gustó este contenido?
5Me gusta
Top