Las vitaminas son sustancias que nuestro cuerpo necesita para crecer y desarrollarse normalmente. El organismo necesita 13 vitaminas: A, C, D, E, K y las vitaminas B (tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, biotina, vitamina B6, vitamina B12 y ácido fólico).

La alimentación tiene un papel muy importante en el rendimiento de las personas que practican deporte habitualmente. De hecho, una mala alimentación o una dieta inadecuada puede impedirnos alcanzar nuestros objetivos, ya que el cuerpo no nos acabará respondiendo como nosotros quisiéramos ante un reto deportivo.

Es quizá por ello que, actualmente, cerca de 85 % de los atletas de élite reconocen que toman suplementos nutricionales, aunque, muchas veces, desconocen qué componentes llevan los suplementos que toman y cómo actúan en el cuerpo.

Algunas de las razones por las que podríamos necesitar suplementos alimenticios son las siguientes:

·      Alguna deficiencia vitamínica; por ejemplo, la anemia.

·      Mujeres en proceso de embarazarse: requieren tomar un suplemento de vitaminas, especialmente de ácido fólico, para prevenir defectos del tubo neural en bebés.

·      Mujeres embarazadas y en lactancia: necesitan hierro y ácido fólico.

·      Niños y adolescentes: en este proceso de desarrollo y crecimiento, las demandas de nutrientes se incrementan. Un suplemento puede ser de ayuda.

·      Personas con intolerancia a la lactosa: los lácteos son una buena fuente de calcio y vitamina D, entre otros nutrientes. Para asegurar la ingesta y prevenir osteoporosis, se puede tomar un suplemento.

·      Personas con una dieta hipocalórica prolongada: una ingesta disminuida de alimentos también se refleja en una ingesta disminuida de vitaminas y minerales.

·      Personas de la tercera edad pueden beneficiarse de un suplemento, debido a problemas de masticación; no hay una correcta asimilación de nutrientes y problemas propios de la edad.

·      Personas con problemas de alcohol, tabaco u otras sustancias nocivas.

·      Personas en recuperación de alguna cirugía, quemaduras o lesiones. Éste es un caso especial en donde se requieren más nutrientes para regenerar tejidos.

·      Los vegetarianos estrictos pueden necesitar suplementos de vitamina B12, vitamina D, Zinc y Hierro.

Como puedes observar, existen condiciones en las que una suplementación de vitaminas es necesaria. Si consideras que tu dieta no es la adecuada, estás pasando por un estado de enfermedad o presentas algún síntoma de deficiencia vitamínica, posiblemente sea una opción que tomes un suplemento.

Si acostumbras tomar vitaminas, descansa por un periodo de 2 a 3 meses; no abuses de las cantidades y consúmelas sólo en caso necesario, para evitar sobredosis.

Recuerda que una sana alimentación es el camino para tener una vida saludable.

via: Directo al paladar

¿Te gustó este contenido?
4Me gusta
Top