Durante la adolescencia no te importa qué tanto tardará en crecerte el cabello o incluso en cuánto se maltratará después de decolorarlo, pero llega una edad en la que todo eso cambia. Después de los 35 años el cuerpo ya no es el mismo y tú lo notas. Tu cabello se quiebra, tu piel se opaca, entre otros problemas que antes no sucedían.

Entonces ¿nunca podrás volver a hacerte un cambio de look? Por supuesto que sí, sólo es importante que tomes en cuenta algunos puntos.

Nunca olvides tener una referencia sobre el color que quieres, tomar decisiones al tanteo no es igual que a los 18.

Siempre apuesta por cambios naturales que no te hagan sentir otra persona que no eres.

Si los expertos te recomiendan cortarte el cabello antes de pintártelo, hazlo (ellos saben por qué te lo dicen).

Jamás olvides comentarle a tu estilista sobre otros procesos químicos a los que hayas sometido anteriormente a tu cabello, recuerda que la resistencia de la cabellera no es la misma conforme pasan los años.

No olvides que todo cambio necesita mantenimiento, es decir no sólo es importante elegir un buen estilista también es necesario comer bien, hidratarte y hacer otras cosas que mantengan la salud de tu cabello en el mejor punto.

Y recuerda que la edad no es un impedimento para buscar y encontrar un refresh para tu look.

¿Te gustó este contenido?
4Me gusta
Top