A los antioxidantes se les conoce también como “el elixir de la juventud”, pero ¿de dónde provienen estos o cómo los producimos?

Diversos estudios han confirmado que los antioxidantes son capaces de contrarrestar los radicales libres y los procesos de oxidación del organismo, mismos que dañan células y órganos deteriorando el cuerpo con el paso de los años. Así fue como se asoció directamente la capacidad de los antioxidantes para retardar -más no evitar- el envejecimiento.

La incógnita sigue siendo qué hacer para darle la mayor cantidad de antioxidantes al cuerpo. Rosa M. Lamuela, directora del equipo de investigación de antioxidantes naturales de la Universidad de Barcelona (UB), coincide en que cuesta atribuir a qué alimento o a qué compuesto de los muchos que lleva cada alimento se le debe una dieta rica en antioxidantes, pero afirma que consumiendo estos elementos en concreto se está más protegido frente a los procesos de oxidación, las enfermedades cardiovasculares y la degeneración celular.

Así que al parecer la única forma de generar nuestros propios antioxidantes es a través de todo lo que llevamos a nuestra boca; de manera más detallada a partir de los siguientes elementos:

  • Extracto de semilla de uva: su efecto antioxidante reduce el estrés oxidativo, retrasa el envejecimiento y tiene cierto efecto termogénico.
  • Vitamina B2: esta riboflavina es un componente natural con un rol importante de oxidorreducción, además de ser un componente esencial para el metabolismo celular.
  • Cobre: se trata de un antioxidante esencial para la formación del tejido conectivo y del hueso.

Afortunadamente existen suplementos alimenticios como Inversion Femme que resuelven de manera inmediata la problemática de tomar por separado o de encontrar en la composición de cada alimento estos componentes. Este suplemento fue desarrollado para mujeres a partir de los 35 años, o bien a partir de la formación de radicales libres en su cuerpo, con el fin de retrasar el proceso oxidativo a partir de una suma de elementos específicos que fungen como antioxidantes en el cuerpo. Mismos que en conjunto con otras vitaminas y extractos naturales construyen el  grupo de nutrientes ideales para que los efectos del envejecimiento se retrasen y eso se vea reflejado dentro y fuera de quienes lo consumen.

¿Te gustó este contenido?
3Me gusta
Top