La forma, el color y la longitud de las uñas siempre van relacionados con la época y su tendencia en la moda, pero sin uñas sanas ninguna manicura lucirá bien. Alrededor del 20% de la población tiene uñas quebradizas o frágiles y por desgracia, esto es más frecuente en las mujeres.

Esta condición no sólo se trata de un problema cosmético, ya que también se puede sufrir de sensibilidad y problemas para realizar actividades de la vida diaria.

Las causas a las que se asocian las uñas quebradizas son: exposición repetida a la humedad y secado, traumatismos, quitar las cutículas, aplicaciones de gel acrílico y solventes o endurecedores para esmalte de uñas, así como diversas enfermedades.

Además de evitar los factores que provocan las uñas frágiles, diversos estudios han sugerido que la suplementación con biotina (vitamina B8) es útil para evitar y tratar esta afección, ya que aumenta el grosor de la uña, mejora la fuerza y el crecimiento de ésta.

La biotina se obtiene de los alimentos como: cereales, nueces, cacahuate, leche y yemas de huevo. Además, actualmente existen suplementos alimenticios que la contienen.

Los beneficios de la biotina en la uña se comienzan a observar de dos a tres meses después de que se inicia la suplementación, por lo que deberás ser paciente para conseguir uñas fuertes y hermosas.

 

Referencias:

  • Lipner SR, et al. Biotin for the treatment of nail disease: What is the Evidence? J Dermatolog Treat. 2018;29(4):411-414.
  • Maddy AJ, et al. Hair and nail diseases in the mature patient. Clin Dermatol. 2017;36(2):159-166.
  • Grover C. Nail Fragility. In: Tosti A. Nail Disorders. United States of America: Elsevier, 2018. Pag. 113-128.
  • Gaviria ME, et al. Síndrome de uñas frágiles. Med Cutan Iber Lat Am. 2016;44(2):79-88.
¿Te gustó este contenido?
0Me gusta
Top