Betacarotenos

Los betacarotenos son la principal fuente de vitamina A segura (proveen aproximadamente 50% de la ingesta requerida de esta vitamina), esencial para el crecimiento y desarrollo normales, el funcionamiento de sistema inmunitario y la vista.

También se considera que posee propiedades antioxidantes que pueden ayudar a neutralizar los radicales libres, moléculas reactivas del oxígeno que pueden dañar los lípidos de las membranas celulares y el material genético, lo cual puede conducir al desarrollo de enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Una de sus características son sus pigmentos que le dan el típico color anaranjado o amarillo a gran cantidad de frutas y verduras. También están presentes en otras verduras de hoja verde o verdes oscuras, como las espinacas o el brócoli.

• Es un precursor de la vitamina A (mantiene en buen estado nuestra visión y piel, mucosas y huesos).

• Ayuda a evitar el envejecimiento celular, ya que reduce el efecto de los radicales libres sobre el organismo.

• Estimula el sistema inmune al fortalecer las defensas naturales del organismo.

  • Favorece la producción de los glóbulos blancos, protectores del cuerpo.

• Ayuda a cuidar la piel, pues también activa la melanina, una protección natural del cuerpo contra los rayos nocivos del sol.

• Previene la aparición de enfermedades del corazón, ya que también ofrece protección contra el daño relacionado con el colesterol “malo” en la sangre.

• Reduce el riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer.

• Protege a los ojos de las cataratas y evita la resequedad ocular, por diversos factores.

• Ayuda a reducir las úlceras estomacales, gracias a su acción protectora sobre las células.

Algunos de los alimentos en que se pueden encontrar los betacarotenos son: espinacas, verdolagas, zanahorias, berros, calabazas, tomates, espárragos, acelgas, albahaca, papaya, pimiento, melón, guayaba, mango, mandarina, durazno y naranja, entre otros.

via: Muy Interesante / NutriFacts / Medlineplus

¿Te gustó este contenido?
0Me gusta
Top